Aspiración con Aguja Fina

La Aspiración con Aguja Fina (AAF), es una técnica que en ocasiones nos permite realizar un diagnóstico de forma rápida y poco traumática para los animales. Para ello se debe emplear una aguja, de un diámetro pequeño (18G).

Procedimiento: (video demostración)

1º Fijar con los dedos la masa que se quiere puncionar

2º Realizar una punción de la masa en varias direcciones únicamente con la aguja.

3º Expulsar el aspirado de la aguja sobre un portaobjetos ayudándonos de una jeringuilla. Habitualmente la cantidad de células es escasa y no hace falta extenderlas. En caso de que sea necesario hacerlo, se debe realizar con suavidad, con el borde de otro portaobjetos (Esquema 1).

En ocasiones en las que el aspirado celular es muy denso, se puede extender presionándolo suavemente con otro portaobjetos (Esquemas 2 y 3).

4º Dejar secar unos segundos y fijar con metanol u otro fijador comercial.

En este punto, si se quiere remitir la muestra para su diagnóstico en el laboratorio, es preferible enviarla sin teñir. En caso de que se quiera examinar en la propia clínica se puede realizar la tinción una vez se haya secado el fijador.

5º Teñir siguiendo los protocolos de la tinción que se vaya a realizar (generalmente Diff-Quick, aunque existen otras tinciones algo más laboriosas pero que permiten una mejor observación de las características celulares, como por ejemplo el Giemsa)

El envío de una AAF al laboratorio debe hacerse lo más protegida posible, para evitar roturas, pero también contaminaciones, raspados, etc…que dañen el conjunto de las células. Existen para ello pequeños recipientes especiales para transporte de portaobjetos.